Ante la crisis económica que ha dejado la pandemia, negocios locales se han salvado de la quiebra, aumentando en algunos casos sus ventas.  Con el tema de salud y debido a que la gente no asiste a los restaurantes,  han tenido que optar por el servicio a domicilio y algunos de ellos a darse de alta en las plataformas digitales como Uber Eats, DIDI, Rappi, Etc.

“Antes de estar con el 30% del servicio, los negocios de alimentos únicamente podían vender comida para llevar. “El uso de la plataforma para cualquier restaurante ha sido de vital importancia para seguir de pie, vivo”, señaló la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), Helen Anaya Sanroman

Además reconoció que estas apps son de suma importancia, más ahora con esta nueva modalidad de consumo.  La contingencia ocasionó que creciera el pedido en línea, el cliente nuevo que llegó por la plataforma. Se  notó una baja en la venta física pero se triplicó en la virtual, fue la parte crucial para que el negocio no se cayera.

Tras meses muy duros y de una gran incertidumbre, debido a la pandemia del Covid-19, parece que empezamos a ver la luz al final del túnel y así como los restaurantes han encontrado la forma de volver a reactivarse.